Sabiduría

Árabe

Antes
de hablar, piensa y medita hasta sentirte en condiciones de
hablar, pues
todas las horas no son propicias para soltar la palabra.

El
hondo pensar engendra palabras legítimas.

El
silencio crea la amistad, ordena al sabio y oculta los defectos
del ego.

La
mitad del hombre es su lengua, y su corazón es la otra mitad.

La
lengua del justo está detrás del corazón, mas la del necio va
siempre
delante, suelta y dicharachera.

Reflexiona
antes de hablar, pues no podrás conseguir que tu palabra vuelva,
una vez
que ha rodado por la pendiente del error.

Anuncios