El otro dia vi a una hormiga cargando una enorme hoja.- La hormiga era
pequeña y la hoja debia tener como minimo 10 veces su tamaño.-
La hormiga la cargaba con mucho sacrificio..- A veces la arrastraba, otras la
llevaba sobre su cabeza.-
Cuando el viento soplaba, la hoja se tumbaba, haciendo caer tambien a la
hormiga.- Fueron muchos los tropiezos, pero no por eso la hormiga se
desanimo en su tarea.-
La observe y la acompañe, hasta que llego a un agujero que debia ser la puerta de su hormiguero
Fue cuando pense: “Al fin pudo terminar su esfuerzo”
Que ilusion la mia, en realidad apenas habia terminado una etapa.- La hoja era mucho mayor que
el agujero y por eso la hormiga la dejo afuera y entro sola al hormiguero
Fue entonces que me dije a mi mismo: ”Tanto sacrificio para nada”… pensando en el dicho
popular “Tanto nadar para morir en la orilla”
Pero la pequeña hormiga me sorprendio.- Del agujero salieron otras hormigas, que empezaron a
cortar la hoja en pequeños pedazos
En poco tiempo, la gran hoja habia desaparecido, dando lugar a pequeños trozos que iban
llevando dentro del hormiguero
Me quede penssando en miiss prropiiass exxperriiencciiass:: Cuanttass vveccess me he dessaniimado antte ell
ttamaño de lla ttarrea o ssuss diiffiiccullttadess?
De sserr lla horrmiiga,, anttess de iiniicciiarr lla ttarr ea yy all vverr ell ttamaño de lla hojja,, llo hubiierra penssado doss
vveccess..– Envviidiie lla perrssiissttencciia yy lla ffuerrzza de aquelllla horrmiiga
Anuncios