WikiLeaks ha recibido críticas de múltiples fuentes.[90]

En 2007 John Young, operador de Cryptome, abandonó su puesto en el directorio de WikiLeaks y acusó al grupo de ser “un conducto de la CIA”.[91] También dudó públicamente de la capacidad de WikiLeaks de proteger el anonimato de los whistleblowers.[92]

Publicado el7 Diciembre 2010 (18:58) por Manuel Moreno

La detención esta mañana en Londres del creador de Wikileaks, Julian Assange, y las noticias que han ido llegando posteriormente sobre su situación: denegación de una fianza y permanencia en prisión hasta el próximo 14 de diciembre, han hecho correr rios de tinta hoy en los timelines de los usuarios de Twitter.

Vídeo de asesinato de periodistas (12 de julio de 2007 Baghdad airstrike)

El día 5 de abril de 2010 WikiLeaks publicó un vídeo del 12 de julio de 2007[15] [16] en el que se ve como soldados estadounidenses asesinan al reportero de Reuters Namir Noor-Eldeen, a su ayudante y a nueve personas más, algunas de ellas cuando iban a llevarse a los muertos y heridos. Se ve claramente que ninguno de ellos hizo el amago de atacar al helicóptero Apache desde el que se les dispara: ni siquiera lo miran. Aunque la agencia Reuters solicitó en numerosas ocasiones el material, les fue negado hasta que WikiLeaks lo consiguió inédito y puso en jaque al aparato militar de EE. UU., manchándose la imagen de este ejército en el mundo.[17]

Diarios de la Guerra de Afganistán: 31 de julio de 2010

En relación con la Guerra de Afganistán iniciada en 2001, el 25 de julio de 2010 los periódicos The Guardian,[18] [19] The New York Times[20] [21] y Der Spiegel[22] hicieron públicos un conjunto de unos 92.000 documentos sobre la guerra de Afganistán entre los años 2004 y 2009. Estos les llegaron a través de WikiLeaks sin compensación económica a la página.[23]

Entre los documentos se incluyen sucesos no revelados hasta el momento: víctimas civiles provocadas por soldados de Estados Unidos y por soldados de los países aliados, fuego amigo, conexiones entre la inteligencia pakistaní y los talibanes insurgentes.[24] [25] [26] [27] Otros documentos, en torno a 15.000, no fueron liberados a falta de comprobar que no supongan un peligro para gente inocente, mientras que otros no serán filtrados por el mismo motivo. [28] [29]

Estados Unidos acusó a WikiLeaks de poner en peligro la vida de civiles a los que se tomó declaración para elaborar los informes militares. El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha manifestado que la Casa Blanca estaba informada una semana antes de la publicación con el objeto de “minimizar la aparición de los nombres de algunos informantes”. Según Assange, el Gobierno de EE. UU. se negó a colaborar y no dio respuesta alguna, además, ha indicado que no se han publicado otros 15.000 documentos para proteger la identidad de algunas personas que aparecen en ellos.[30] [31] Estos contactos previos a la publicación han sido negados por el El Pentágono. [32]

El 29 de julio, se colgó en la página un archivo denominado Insurance file (“archivo de aseguramiento” en inglés). El archivo, de 1,4 Gb, está cifrado con AES por lo que se precisa de una clave, de 256 bits, para descifrarlo. Se especula con que se trataría de una filtración cuya contraseña se haría pública en caso de que WikiLeaks sufriera algún ataque grave, como la detención de Julian Assange u otros que hiciesen que la organización quedara incapacitada, similar al concepto del “pedal de hombre muerto“.

Registros de la Guerra de Iraq: 22 de octubre de 2010

Artículo principal: Registros de la Guerra de Iraq

El 22 de octubre de 2010 WikiLeaks hace público Irak War Logs (Documentos de la guerra de Iraq), 391.831 documentos filtrados desde El Pentágono (sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos) sobre la guerra de Iraq y su ocupación entre el 1 de enero de 2004 y el 31 de diciembre de 2009 en los que se revelan, entre otros asuntos, el uso sistemático de torturas, la cifra de 109.032 muertos en Iraq -de los que 66.081 fueron civiles, el 63%; 23.984 ‘enemigos etiquetados como insurgentes’; 15.196 del “país anfitrión” (las fuerzas del gobierno iraquí) y 3.771 fueron muertos “amigos” (fuerzas de la coalición)-. Cada día, de media, murieron 31 civiles, durante un período de seis años. En los ‘Diarios de la Guerra Afgana’, publicado anteriormente por WikiLeaks, que abarca el mismo período, murieron unas 20.000 personas. Además del número de muertos y otros crímenes,[33] la filtración confirma la ayuda de Irán a las milicias iraquíes. Como en la filtración de los Diarios de la Guerra de Afganistán el seguimiento de la filtración se hace a través de la página de WikiLeaks y de las ediciones digitales de The Guardian[34] y The New York Times,[35] Le Monde,[36] Der Spiegel,[37] Al Jazeera[38] y el Bureau of Investigative Journalism.[39] [40] [41] [42]

The Guardian informó que el 21 de octubre había recibido todos los documentos.[43] El 22 de octubre 2010 Al Jazeera, adelantándose media hora al horario establecido, lanzó la filtración denominada Registros de la Guerra de Iraq. Poco después de que el material de origen estuviera disponible en los medios indicados se colgó en la página WikiLeaks con funciones de búsquedas dada la cantidad de material filtrado. La BBC citando al Pentágono consideró los Registros de la Guerra de Iraq “la mayor filtración de documentos clasificados de su historia.”[44]

Según Julian Assange, los documentos de la guerra de Iraq publicados reflejan la verdad de la guerra de Iraq:[45] las autoridades estadounidenses dejaron sin investigar cientos de informes que denunciaban abusos, torturas, violaciones e incluso asesinatos perpetrados sistemáticamente por la policía y el ejército iraquí, aliados de las fuerzas internacionales que invadieron el país. Oficiales británicos y estadounidenses insistían hasta ahora en que no había registro oficial de las víctimas. Los informes, apoyados por evidencias médicas, describen la situación de prisioneros con los ojos vendados, maniatados, recibiendo golpes, latigazos y soportando descargas eléctricas. Todo ello en conocimiento del Pentágono, de las autoridades militares y políticas de Estados Unidos y también de otras fuerzas internacionales que han participado en la guerra de Iraq (básicamente Gran Bretaña junto con EE. UU.). Aunque no consta que los soldados estadounidenses perpetraran abusos, sí que utilizaron la amenaza de abusos por parte de las fuerzas iraquíes para obtener información de los detenidos.[46] [47]

Los papeles del Departamento de Estado: 28 de noviembre de 2010 (Cablegate)

El 28 de noviembre de 2010, WikiLeaks filtró a la prensa internacional una colección de 251.187[48] cables o comunicaciones entre el Departamento de Estado estadounidense con sus embajadas por todo el mundo (denominados en inglés United States diplomatic cables leak, Cablegate o Secret US Embassy Cables).[49] [50] Se trata de la mayor filtración de documentos secretos de la historia. WikiLeaks proporcionó esa información a los diarios The Guardian,[51] The New York Times,[52] Le Monde,[53] El País[54] [55] [56] y al semanario Der Spiegel.[57]

Las filtraciones de telegramas y documentos, de carácter no secreto, confidencial y secretos, afectan a un gran número de países, entre ellos a México, España,[58] Afganistán, Bosnia Herzegovina, Brasil, Paraguay, Canadá, Argentina, Chile, Perú,[59] China, Alemania, India, Irán, Israel, Italia, las dos Coreas, Kuwait, Pakistán, Arabia Saudía, Serbia, Kosovo, Siria, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido, Rusia, Egipto, Panamá, Venezuela, Cuba, Bolivia, Colombia, Ecuador, Japón, Sudáfrica, Yemen, Australia y Francia.[60] [61]

Bloqueo a WikiLeaks: Censura gubernamental, cancelación de servicios y ataques cibernéticos

A causa de la información sensible que alberga el portal WikiLeaks en agosto de 2010 el Partido Pirata sueco firmó con Wikileaks un acuerdo para alojar su página web y poder conseguir la inmunidad de su página.[62] Sin embargo, debido a la derrota electoral de este partido, no prosperó la iniciativa de ofrecer inmunidad a Wikileaks.[63]

Ante los ataques de denegación de servicio (DDoS), por la filtración Cablegate el 30 de noviembre de 2010 WikiLeaks muda su información a los servidores Amazon EC2 de computación en nube de Amazon.[64]

La República Popular China, como parte de su política de censura informática, bloqueó los enlaces cibernéticos al sitio de WikiLeaks el miércoles 1 de diciembre de 2010 ante la posibilidad de revelaciones de cables diplomáticos estadounidenses enviados por las embajadas de Estados Unidos en Seúl y Pekín, en referencia a Corea del Norte, aliado de China.[65]

El día 1 de diciembre Amazon, ante las presiones del senador Joe Liebermann, deja de albergar a WikiLeaks. WikiLeaks, a través de Twitter, señala que si Amazon está en contra de la Primera Enmienda debería dejar de vender libros.[66] El Congreso de EE. UU. quiere callar totalmente a WikiLeaks en el país prohibiendo su acceso y en el resto del mundo eliminando de Internet su existencia, asunto que ya ha intentado con anterioridad.[67]

El día 2 de diciembre de 2010 la empresa proveedora EveryDNS decide la rescisión del contrato con WikiLeaks cortando su acceso el día 2 de diciembre a las 10 de la noche. El ministro francés Eric Besson pide a OVH que deje de albergar el portal de WikiLeaks.[68] El Partido Pirata suizo ofrece alojamiento a WikiLeaks con la nueva dirección wikileaks.ch y dos direcciones IP de acceso directo: http://46.59.1.2 o http://213.251.145.96 entre otras.[69]

El 3 de diciembre se ha llevado a cabo una reforma de ley en Estados Unidos conocida como el Acta SHIELD (Securing Human Intelligence and Enforcing Lawful Dissemination), una modificación del Acta de espionaje que prohíbe la publicación de información clasificada sobre secretos cifrados o comunicaciones internacionales de inteligencia.[70]

El día 4 de diciembre de 2010 PayPal cancela la cuenta que tenía con WikiLeaks, a través de la cual la organización obtenía financiación en forma de donaciones, aduciendo una supuesta violación de las políticas de uso en referencia a que no están permitidas “actividades que defiendan, promuevan, faciliten o induzcan a otros a participar en actividades ilegales”.[71] El portal geek alt1040, entre otros, han convocado un boicoteo de Amazon y Paypal por negar el servicio a WikiLeaks.[72]

En una reacción al bloqueo de la dirección central, simpatizantes han creado mirrors de WikiLeaks.[73]

Posteriormente, el 6 de diciembre, Mastercard comunicó que no iba a aceptar su sistema como medio de pagos a WikiLeaks.[74] Ese día, PostFinanceSwiss Postal también bloqueó la posibilidad de donaciones o pagos a WikiLeaks.

El 6 de diciembre en defensa de WikiLeaks, el grupo de Internet Anonymous lanza una Operation Payback (ciberataques), contra PostFinance y PayPal por el bloqueo de las cuentas de WikiLeaks.[75] Existe un vídeo en YouTube dirigido al gobierno de Estados Unidos explicando que la Operation Payback es contra las leyes del ACTA, la censura en Internet y el copyright.[76] WikiLeaks ha manifestado que no está ni a favor ni en contra de los ataques cibernérticos en su defensa, pero ha afirmado que son la expresión de una parte de la opinión pública.

El 7 de diciembre de 2010 Visa retira la capacidad de hacer donaciones o pagos a WikiLeaks.[77] En respuesta el 8 de diciembre, la empresa islandesa DataCell, que facilita los pagos a WikiLeaks, decidió “tomar acciones legales inmediatas para hacer posibles las donaciones de nuevo”, afirmó el jefe ejecutivo de la compañía Andreas Fink, anunciando que demandará a Mastercard y a Visa.[78]

El 9 de diciembre de 2010 Twitter canceló la cuenta de uno de los grupos de apoyo a WikiLeaks, Anonymous y después Facebook eliminó la página de Operation Payback (Operación venganza) de ataques DDoS en defensa de WikiLeaks en lo que ya se considera por parte de miembros de Anonymous como una guerra digital para proteger la libertad en internet (libertad de expresión, neutralidad en la red).[79]

Recepción

Apoyos

 

Daniel Ellsberg (2006), el hombre que divulgó los Pentagon Papers en 1971, ha apoyado en numerosas ocasiones a WikiLeaks.[80] [81]

En julio de 2010, el presidente de Veterans for Peace, Mike Ferner, editorializó favorablemente sobre WikiLeaks.[82]

El documentalista John Pilger escribió un editorial en agosto de 2010 a favor de defender a WikiLeaks, pues para él “representa a los intereses de la responsabilidad pública y una nueva forma de periodismo reñida con la dominación y el cinismo”.[83]

Daniel Ellsberg, el hombre que divulgó los Pentagon Papers en 1971, es un frecuente defensor de WikiLeaks.[80] [81]

El congresista republicano por Texas Ron Paul es el primer político estadounidense que se expresó públicamente a favor del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, porque “en una sociedad libre se supone que sepamos la verdad”.[84] [85] Su colega de Florida Connie Mack IV también elogió a WikiLeaks.[86]

El 9 de diciembre de 2010 el expresidente de Brasil, Lula da Silva (Luiz Inácio Lula da Silva), defiende a WikiLeaks y la libertad de expresión. Lula señala que la detención de Julian Assange atenta contra la libertad de expresión.[87] [88]

Por su parte, desde las páginas del matutino montevideano EL PAIS, Hebert Gatto realizó un elogio de WikiLeaks.[89]

Críticas

WikiLeaks ha recibido críticas de múltiples fuentes.[90]

En 2007 John Young, operador de Cryptome, abandonó su puesto en el directorio de WikiLeaks y acusó al grupo de ser “un conducto de la CIA”.[91] También dudó públicamente de la capacidad de WikiLeaks de proteger el anonimato de los whistleblowers.[92]

Publicado el7 Diciembre 2010 (18:58) por Manuel Moreno

La detención esta mañana en Londres del creador de Wikileaks, Julian Assange, y las noticias que han ido llegando posteriormente sobre su situación: denegación de una fianza y permanencia en prisión hasta el próximo 14 de diciembre, han hecho correr rios de tinta hoy en los timelines de los usuarios de Twitter.

Tanto es así que el hashtag #assange se han convertido en trending topic mundial -no así #wikileaks, lo que ha puesto a Twitter bajo sospecha de censurar determinados términos- pero los twitteros no se han conformado con eso.

Además de poner en duda las causas de la detención de Assange y el procedimiento seguido durante su comparecencia ante la policía británica, los twitteros se han movilizado para exigir la liberación del creador de Wikileaks al grito de #freeassange, que ya se ha convertido en el hashtag oficial del movimiento.

Los llamamientos a dejar de utilizar o condenar a las empresas que han negado el soporte a Wikileaks son constantes -la página de PayPal ha estado caída durante horas tras haber eliminado la posibilidad de hacer donaciones a Wikileaks- e incluso el grupo Anonymus, que ya tumbase hace semanas la web de la SGAE, ha anunciado la adopción de medidas contra estas empresas e incluso ha amenazado con hacer caer Twitter por no permitir que la palabra Wikileaks entrase entre los trending topics mundiales.

Por esta misma causa un grupo de twitteros españoles ha pedido que mañana se deje de utilizar Twitter al grito, vía #DiaSinTwitter. No creo que la propuesta tenga mucha repercusión, de todas formas.

Anuncios